ActualidadInjertos y Semillas

Injertos de Melón. Información y Beneficios

By 31 enero, 2019 Sin comentarios

Con el paso del tiempo, los procesos agrícolas se han ido perfeccionando gracias a los avances alcanzados por muchos profesionales de este ámbito. Tras un largo periodo de ensayo y error, se han desarrollado distintas técnicas. Estas benefician el cultivo de muchas especies de hortalizas, demandadas por millones de personas alrededor del mundo.
Una de estas técnicas ha sido el injerto hortícola. Un método que cambió por completo la agricultura como actividad económica y ha permitido satisfacer las cada vez más demandantes necesidades de los consumidores con cultivos de calidad. De esta manera, la técnica ha proporcionado resultados muy buenos con semillas muy resistentes, como ocurre con el famoso injerto de Melón.

El injerto nace ante la necesidad de adaptación de los cultivos a distintas condiciones ambientales y de suelo. Considerando todos los elementos necesarios para una cosecha exitosa y saludable y que todas las zonas son diferentes en cuanto a humedad, temperatura, viento, el injerto llega como una manera de aportar las características necesarias para que cada especie pueda desarrollarse según el entorno.

Asimismo, los suelos empezaron a verse afectados como consecuencia de la falta de descanso y el uso de desinfectantes que aceleraban el empobrecimiento de la tierra. Esto obligó a los agrónomos a desarrollar el injerto hortícola como mecanismo para que las semillas cultivadas pudieran resistir y mantenerse ante los embates de estas lesiones.

El Injerto de Melón y sus beneficios


El injerto hortícola se basa en la sustitución de la raíz de la especie a cosechar, por otra. Tiene el objetivo de que esta última aporte beneficios como: resistencia a determinadas condiciones o inmunidad para ciertas enfermedades. Así es como, el injerto hortícola se ha convertido en un método fijo para el desarrollo de distintas especies de hortalizas con aportes como:

  • Resistencia al Fusarium.
  • Tolerancia a bajas temperaturas y cambios repentinos.
  • Plantas más fuertes.
  • Frutos más grandes.
  • Resistencia a altos niveles de salinidad.

El injerto de melón es una de las técnicas más importantes para potenciar los cultivos en suelos con Fusarium o Marchitez, como se le conoce comúnmente. La posibilidad de soportar temperaturas bajas y cambios repentinos abren grandes posibilidades a cultivos difíciles en zonas con estas condiciones. Por otra parte, los cultivos con injerto de melón producen frutos muchos más grandes y plantas con un excelente follaje y vigor. En este sentido, los beneficios que puede aportar el injerto de melón favorecen la producción de frutos y plantas saludables. Además son más resistentes a enfermedades y condiciones poco favorables para algunas especies.

La técnica de injerto hortícola ha sido una maravilla de la agronomía. Gracias a esta, es posible obtener cultivos sanos en condiciones adversas e incluso potenciar las características de las plantas y frutos. Así que, si lo que buscas es potenciar los cultivos para evitar lesiones que puedan retrasar la cosecha o generar un producto de poca calidad, el injerto de melón es la mejor solución al respecto, y en Grupo Cristalplant podemos ayudarte con ello. Contacta con nosotros.